La sal de la vida: idealización

326
Publicado en 10/05/2014 por

la sal de la vidaNecesitamos poner en la realidad externa nuestra esperanza, nuestra ilusión, nuestro deseo, nuestra pasión etc. No debe haber enfrentamiento entre realismo e idealización si ésta es como la sal que ponemos a los alimentos. La idealización es un mecanismo de defensa si no nos permite ver con objetividad nuestro mundo interior y la realidad externa, es decir sujeto y objeto.

La idealización no es una trampa para no cambiar la realidad, para no apostar siempre por un mundo más justo, para no comprometernos con los más desfavorecidos, al contrario nos permite poner a esta lucha más garra, constancia, inteligencia, pasión.

icono video3  Ver el video

La vida es dura, y este sistema  que vivimos la hace mucho más difícil todavía. La vida es ambivalente. Lo bueno y lo malo esta junto muchas veces, esto nos desesperanza o desespera y la idealización, la ilusión, nos ayuda en la lucha diaria.

No es lo mismo tener ilusión que ser un iluso, es muy diferente. El iluso ve espejismos, el ilusionado pone a la vida la dosis necesaria de sal para que tenga buen sabor.

Category

Añade tu comentario

Su dirección de correo no será publicada.